Sobre nosotros

Somos una generación de hombres de campo, que hemos sobrevivido a dos culturas separadas por ideologías diametralmente opuestas.
La de nuestros padres y abuelos, donde todo se sintetizaba en el arduo trabajo y el ahorro, y la de nuestros hijos y nietos donde nos avasalla la tecnología y el gasto superfluo.
En este centro imaginario hemos forjado nuestra labor que no ha sido para nada fácil. Pero si nos ha quedado grabado a fuego en nuestro ser, el total respeto y reconocimiento al hombre de campo, al hombre de tierra adentro que todos los días cuida de su hacienda, de sus herramientas, de la infraestructura de su capital, y por sobre todas las cosas, vive en el medio rural, donde no siempre existen los medios para una vida decorosa.
Es a ese hombre de campo al que queremos dirigirnos con nuestro servicio, porque conocemos su trabajo desde adentro, ya que somos productores y vivimos también en el mismo medio. Es a ese hombre que le pedimos que se quede en su lugar de trabajo, haciendo lo que sabe hacer, producir para nuestro país y generaciones futuras.
Nosotros desde nuestro humilde lugar trataremos de acercarle todos los servicios técnicos profesionales que estén a nuestro alcance, y trataremos de cubrir todas las necesidades en cuanto a insumos se refiere, haciendo el puente virtual que le permita en muy poco tiempo y en un solo lugar, el acceso a la tecnología, la herramienta, o los animales que este necesitando, para hacer de su explotación el orgullo que todo hombre de campo anhela.
Desde ya agradezco y me comprometo a que, junto con usted, lograremos seguir siendo el vínculo de esas dos ideologías que le hablaba al principio.

Un fraternal abrazo,

Eduardo Artía